Feeds:
Entradas
Comentarios

Dulce de papayuela


Antes que nada, feliz año… les deseo un año lleno de cosas buenas.  Como siempre es bueno tener un dulce comienzo, voy a hacer algo con  papayuela ¡la papaya de los andes! (carica gouditiana) también conocida como panamá, papaya silvestre, papayote o chilacuan.

Es bueno retomar recetas de los abuelos.  Mi abuela siempre tenía dulces en la finca cuando íbamos a visitarla a Santander (Colombia), por eso quiero rendirle una especie de tributo contándoles cómo hacer un dulce de papayuela para que tengan en sus neveras en estos días en los que empieza el año.

Lo primero que hay que hacer es seleccionar una buena papayuela: la cáscara debe ser de color amarillo parejo y lisa, con un olor muy intenso, y lo ideal es que sea de un tamaño intermedio.

Después de lavar bien las frutas, se pelan y se ponen en agua. Teniendo ya las papayuelas peladas, se cortan por la mitad en sentido vertical y con una cuchara se retiran todas las semillas. Luego se cortan las mitades en julianas y en una olla se cocinan en agua dándoles dos hervores (cambiando el agua después del primer hervor) consiguiendo ablandar un poco la fruta y así obtener una mejor textura en el resultado final.

Mientras se ablandan las papayuelas, se hace un almíbar ligero:  yo uso por cada dos papayuelas una taza de agua y una de azúcar.  Cuando se ha disuelto completamente el azúcar y está listo el almíbar, se le pone una astilla de canela y 2 clavos de olor.

Después del segundo hervor se ponen las papayuelas en el almíbar y se deja a fuego medio – bajo durante 20 minutos aproximadamente.

Para guardarlo se deben poner los trozos de papayuela en frascos limpios sin llenarlos hasta el tope para después terminar de llenarlo con el almíbar hasta el borde.  Se tapa bien el frasco y se pone en agua hirviendo durante 30 minutos. Con esto se busca que el calor destruya las bacterias y cree un vacío parcial que facilita un cierre hermético, impidiendo que se contamine el producto y así dure más tiempo conservado.

Anímense a hacer este dulce y me cuentan cómo les sale.


Mi regalo de navidad y año nuevo para ustedes es un postre que pueden preparar para la cena de navidad o para la cena que despide este año.  Este postre me trae recuerdos de cuando era niño, pues mi mamá de vez en cuando lo hacía en mi casa.  Es una reinterpretación propia de un postre clásico, las islas flotantes.

Islas flotantes en un mar de café:

Ingredientes:

  • 1 ½ taza de leche entera.
  • 1 ½ taza de crema de leche.
  • 4 huevos (les va a sobrar una yema que pueden gastar en otra receta).
  • ½ taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de esencia vainilla.
  • 1 ½ cucharada de café soluble.

Proceso:

  1. En un platón poner 1 huevo entero y 2 yemas (reservar las claras) junto con el azúcar y batir hasta obtener una mezcla cremosa y de color amarillo pálido. en otro platón poner las claras que reservaron con la clara del cuarto huevo, la yema que sobra la pueden guardar para otra cosa, no la vamos a necesitar.
  2. Batir las 3 claras a punto de nieve, deben quedar muy bien batidas y al final se obtiene una espuma blanca muy firme (debe hacer picos).
  3. Poner la leche en un platón al baño de maría.  con una cuchara sopera, sacar “copos” de las claras batidas y ponerlas a cocinar en la leche caliente.  Se sacan cuando estén duritas.  Cuando terminen de hacer todos los copos, colar la leche para poderla usar nuevamente a continuación.
  4. Poner la leche colada (si es necesario completar la medida original de 1 ½ taza), la crema de leche y la esencia de vainilla en un platón al baño de maría (usen un platón grande porque con el calor el nivel de la leche y la crema subirá considerablemente).  Mezclar muy bien y cuando esté caliente sacar una taza de esta mezcla y agregarla poco a poco  a la del azúcar, las yemas y el huevo batiendo constantemente.  Cuando esté bien mezclado todo, ponerlo en el platón al baño de maría que tiene el resto de la leche y la crema, batir suave y constantemente esta mezcla que con el calor irá subiendo de nivel.  Todo queda listo cuando al meter una cuchara esta sale untada y la mezcla se queda pegada a la cuchara (aproximadamente 8 minutos después de que se mezcla todo).
  5. Cuando esté lista la mezcla anterior (crema inglesa), agregar el café soluble y mezclar muy bien hasta que se disuelva completamente.  Dejar enfriar la crema y cuando este a temperatura ambiente poner en un molde grande.  Poner los copos hechos al principio sobre la crema y meter el molde a la nevera por 6 horas.
  6. Para servirlo usar un plato hondo, se pone un poco de crema y encima unos copos.  Se puede hacer un caramelo y se pone un poco sobre cada copo.

Cualquier duda, escríbanme que les ayudo con lo que necesiten.  Espero que disfruten esta receta y que la compartan con sus amigos y familia en alguna de las comidas de estas festividades decembrinas.

Blog A taula


Quiero compartir mi sensación del

sabor con el mundo y que el mundo

también la comparta conmigo.

 

A partir de enero de 2010 encontrarás en este blog mucha información sobre lo que sucede en el día a día del sabor en general.  Cosas relacionadas con la comida, ingredientes, lugares sabrosamente interesantes y personajes que definitivamente nos compartirán algo de su sazón.

Vas a encontrar muchas recetas que he ido recogiendo a lo largo de mi vida y desde que decidí hacerme cocinero.  Son recetas propias, de amigos, de antepasados, típicas y del mundo que quiero compartir.  Igualmente encontrarás trucos interesantes, de esos que ayudan a que todo salga mejor!

Esto apenas comienza, ¡HOLA MUNDO! 

Esto es puro sabor, creatividad culinaria.