Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Recetas DULCES’ Category


Este es un dulce que preparaba mi abuela y es muy fácil de hacer.  Como todo en la cocina, gran parte del éxito depende de la selección de los mejores ingredientes.  En este caso, los duraznos que se seleccionen tienen que estar maduros, con olor intenso y su cáscara color amarillo-naranja.  Los que seleccioné para esta receta son duraznos pequeños, pero pueden usar los grandes también… la diferencia esta en su sabor, los pequeños son de un sabor más intenso y delicado, perfectos para hacer en dulce y porque a partir de esta preparación se pueden hacer otros postres.

Ingredientes:

  • 4 Duraznos maduros.
  • Agua.
  • Azúcar.
  • 1 Clavo de olor.
  • 1/2 Cucharadita de jugo de limón.

Preparación:

  1. Pelar los duraznos.
  2. Poner en una olla con agua que apenas los cubra y agregar el jugo de limón, esto es para evitar que se oxiden y se pongan oscuros.
  3. Hervir durante 25 minutos, es importante tapar la olla.  Si usan duraznos grandes dejar hervir hasta que estos estén blandos.
  4. Una vez blandos retirar los duraznos del agua y poner en el frasco o recipiente que en que se van a guardar.
  5. Al agua de la cocción agregar azúcar para preparar un almíbar ligero.  En este caso puse aproximadamente 1/2 taza de azúcar.  Se añade también el clavo de olor.
  6. Una vez hecho el almíbar ligero se pone en el frasco o recipiente en donde están los duraznos.  Se dejan enfriar y se guardan en la nevera.
Espero disfruten esta receta.  Les dejo algunas ideas adicionales para consumirlos, eso sí, es mejor quitarles la semilla!
  • Cortarlos en la mitad, quitar la semilla y poner encima de un bloque de queso fresco.
  • Cortarlos en 8 partes y servir sobre helado de vainilla.
  • Cortar en trozos pequeños y mezclar con yogur, leche o el cereal del desayuno.
Anuncios

Read Full Post »

Dulce de cascos de guayaba


Después de un largo receso, estoy de regreso con la intención de presentar una serie de dulces típicos Colombianos elaborados a partir de una fruta muy interesante, la guayaba!  Esta fruta ha estado presente desde mi infancia pues es muy común en Colombia, me acuerdo de cogerlas directamente del árbol y comérmelas lleno de emoción.  Mi intención entonces es publicar una serie de recetas usando esta fruta maravillosa.  Aquí les dejo la primera, dulce de cascos de guayaba.  Este dulce es muy versátil ya que se puede comer directamente o combinar con otras cosas, incluso saladas.

Antes de comenzar les hago esta advertencia:  para obtener el mejor resultado posible en sus dulces es necesario contar con bastante tiempo pues estas recetas se preparan en varios pasos y de la adecuada cocción depende directamente el éxito.

Ingredientes:

  • 3 libras de guayaba madura.
  • 2 tazas de azúcar blanca.
  • 4 tazas de agua.
  • 1 ½ cucharadas de ron oscuro.

Preparación:

  1. Pelar las guayabas y ponerlas en agua con limón para evitar que se oxiden y para quitarles un poco el amargo.
  2. Mientras tanto se va haciendo un almíbar ligero con el azúcar el agua y el ron.
  3. Una vez peladas las guayabas se parten en 4 partes en sentido vertical.  Con una cuchara, y con cuidado de no quebrar los cascos de la guayaba, se retira la pulpa con las semillas y se reservan pues se pueden usar para preparar otro tipo de dulce que más adelante les enseñaré.
  4. Se ponen los cascos a cocinar a fuego lento en el almíbar por 45 minutos aproximadamente.  Durante la cocción se va a formar una espuma en la superficie que se debe quitar con una cuchara de palo (secreto de las abuelas).
  5. Cuando están ya cocinados y blandos los cascos, se retiran y se ponen en un frasco o en un recipiente en donde se van a guardar.
  6. Se aumenta el fuego al almíbar que queda en la olla y se deja espesar a fuego medio por aproximadamente 30 minutos.  Cuando esté listo se pone en el frasco o en el recipiente en donde están los cascos ya cocinados.
  7. Se deja enfriar todo y luego se guarda en la nevera.

Espero que les guste esta receta, se las recomiendo para comer con helado de vainilla, con algún tipo de queso fresco o simplemente sola acompañada con un buen vaso de leche fría.  Esperen más recetas con guayaba en la próxima publicación.

Dulce de cascos de guayaba

Dulce de cascos de guayaba

Read Full Post »


Existen muchas recetas útiles en la cocina, una de esas recetas es la de la masa quebrada (pasta brisé, pasta brisa). Esta masa es básicamente una mezcla de grasa y harina de trigo, que con un poco de ingenio y creatividad puede tener variaciones interesantes que aporten al sabor de la preparación final que se pretenda hacer.  Es una receta muy fácil de preparar si se siguen bien los pasos y como lo digo al principio, es también muy útil.  Con una buena masa quebrada se pueden preparar infinidad de tartas y variedad de quiche.

En esta ocasión les daré una receta de masa quebrada que desarrollé, como siempre, esta no es la única receta ni la que contiene la verdad absoluta, es simplemente una buena receta que funciona muy bien.  También les explicaré cómo hacer algunas variaciones para según qué receta preparen con este tipo de masa.

Ingredientes (para un molde de 30 cm de diámetro):

  • 200 gr de harina de trigo tamizada.
  • 100 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente y en cubos.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de agua o leche, lo importante es que este fría.

Preparación:

  1. En un platón grande poner la harina cernida y la mantequilla en cubos.  Aquí viene una aclaración muy importante: se debe mezclar la mantequilla sin amasar, es decir, debe pellizcarse con la harina para formar migas y no una masa, las migas quedan como pan rallado.  Esto es muy importante porque es precisamente aquí en donde está el secreto de una buena masa quebrada.
  2. Una vez mezclada la harina y la mantequilla, se pone un huevo.  Aquí también hay otro truco, el huevo se debe mezclar primero rompiéndole la yema y batiéndolo un poco y después se mezcla, sin amasar, con la preparación anterior.  Al final, se obtiene una mezcla grumosa, hasta este momento no se ha formado una masa homogénea.
  3. Poner el agua o la leche fría.  En este punto se mezcla todo nuevamente y se debe formar una bola de masa.  La cantidad de liquido que se ponga está directamente relacionada con el tamaño del huevo, si este es muy grande, se pone más liquido, si es pequeño se pone menos.  En todo caso, la cantidad de líquido es poca, es apenas la suficiente para ligar la masa.
  4. Una vez se obtiene la masa, se debe envolver en papel film y refrigerar mínimo 30 minutos antes de usarla, el tiempo ideal es 3 horas.  Con esto lo que se logra es que se homogenice la masa y quede lista para trabajar con ella.

Esta masa se puede guardar por 2 días en el refrigerador y también se puede congelar para usar cuando se necesite.  Congelada puede durar hasta 6 meses.

Como les dije al principio, la masa quebrada se puede variar según el tipo de receta que quieran preparar.  Aquí les dejo algunas ideas. El momento de agregar estos ingredientes es en seco, antes de poner el huevo y el líquido.

Sal Dulce
  • Queso pecorino (romano) rallado, aproximadamente 25 gr.
  • Azúcar, aproximadamente 1 1/2 cucharadas.
  • Hiervas secas (albahaca, tomillo, orégano) en polvo, aproximadamente 3 gr.
  • Azúcar morena mezclada con canela en polvo, aproximadamente 1 ½ cucharadas.
  • Tomates deshidratados (muy secos si están en aceite) finamente cortados, aproximadamente 2 cucharadas.
  • Canela en polvo, aproximadamente ½ cucharadita.

Espero que les sea muy útil esta receta y la aprovechen.  En la próxima publicación les entregaré una receta de un quiche de sal para que puedan usar esta masa quebrada.

Read Full Post »

Dulce de papayuela


Antes que nada, feliz año… les deseo un año lleno de cosas buenas.  Como siempre es bueno tener un dulce comienzo, voy a hacer algo con  papayuela ¡la papaya de los andes! (carica gouditiana) también conocida como panamá, papaya silvestre, papayote o chilacuan.

Es bueno retomar recetas de los abuelos.  Mi abuela siempre tenía dulces en la finca cuando íbamos a visitarla a Santander (Colombia), por eso quiero rendirle una especie de tributo contándoles cómo hacer un dulce de papayuela para que tengan en sus neveras en estos días en los que empieza el año.

Lo primero que hay que hacer es seleccionar una buena papayuela: la cáscara debe ser de color amarillo parejo y lisa, con un olor muy intenso, y lo ideal es que sea de un tamaño intermedio.

Después de lavar bien las frutas, se pelan y se ponen en agua. Teniendo ya las papayuelas peladas, se cortan por la mitad en sentido vertical y con una cuchara se retiran todas las semillas. Luego se cortan las mitades en julianas y en una olla se cocinan en agua dándoles dos hervores (cambiando el agua después del primer hervor) consiguiendo ablandar un poco la fruta y así obtener una mejor textura en el resultado final.

Mientras se ablandan las papayuelas, se hace un almíbar ligero:  yo uso por cada dos papayuelas una taza de agua y una de azúcar.  Cuando se ha disuelto completamente el azúcar y está listo el almíbar, se le pone una astilla de canela y 2 clavos de olor.

Después del segundo hervor se ponen las papayuelas en el almíbar y se deja a fuego medio – bajo durante 20 minutos aproximadamente.

Para guardarlo se deben poner los trozos de papayuela en frascos limpios sin llenarlos hasta el tope para después terminar de llenarlo con el almíbar hasta el borde.  Se tapa bien el frasco y se pone en agua hirviendo durante 30 minutos. Con esto se busca que el calor destruya las bacterias y cree un vacío parcial que facilita un cierre hermético, impidiendo que se contamine el producto y así dure más tiempo conservado.

Anímense a hacer este dulce y me cuentan cómo les sale.

Read Full Post »


Mi regalo de navidad y año nuevo para ustedes es un postre que pueden preparar para la cena de navidad o para la cena que despide este año.  Este postre me trae recuerdos de cuando era niño, pues mi mamá de vez en cuando lo hacía en mi casa.  Es una reinterpretación propia de un postre clásico, las islas flotantes.

Islas flotantes en un mar de café:

Ingredientes:

  • 1 ½ taza de leche entera.
  • 1 ½ taza de crema de leche.
  • 4 huevos (les va a sobrar una yema que pueden gastar en otra receta).
  • ½ taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de esencia vainilla.
  • 1 ½ cucharada de café soluble.

Proceso:

  1. En un platón poner 1 huevo entero y 2 yemas (reservar las claras) junto con el azúcar y batir hasta obtener una mezcla cremosa y de color amarillo pálido. en otro platón poner las claras que reservaron con la clara del cuarto huevo, la yema que sobra la pueden guardar para otra cosa, no la vamos a necesitar.
  2. Batir las 3 claras a punto de nieve, deben quedar muy bien batidas y al final se obtiene una espuma blanca muy firme (debe hacer picos).
  3. Poner la leche en un platón al baño de maría.  con una cuchara sopera, sacar “copos” de las claras batidas y ponerlas a cocinar en la leche caliente.  Se sacan cuando estén duritas.  Cuando terminen de hacer todos los copos, colar la leche para poderla usar nuevamente a continuación.
  4. Poner la leche colada (si es necesario completar la medida original de 1 ½ taza), la crema de leche y la esencia de vainilla en un platón al baño de maría (usen un platón grande porque con el calor el nivel de la leche y la crema subirá considerablemente).  Mezclar muy bien y cuando esté caliente sacar una taza de esta mezcla y agregarla poco a poco  a la del azúcar, las yemas y el huevo batiendo constantemente.  Cuando esté bien mezclado todo, ponerlo en el platón al baño de maría que tiene el resto de la leche y la crema, batir suave y constantemente esta mezcla que con el calor irá subiendo de nivel.  Todo queda listo cuando al meter una cuchara esta sale untada y la mezcla se queda pegada a la cuchara (aproximadamente 8 minutos después de que se mezcla todo).
  5. Cuando esté lista la mezcla anterior (crema inglesa), agregar el café soluble y mezclar muy bien hasta que se disuelva completamente.  Dejar enfriar la crema y cuando este a temperatura ambiente poner en un molde grande.  Poner los copos hechos al principio sobre la crema y meter el molde a la nevera por 6 horas.
  6. Para servirlo usar un plato hondo, se pone un poco de crema y encima unos copos.  Se puede hacer un caramelo y se pone un poco sobre cada copo.

Cualquier duda, escríbanme que les ayudo con lo que necesiten.  Espero que disfruten esta receta y que la compartan con sus amigos y familia en alguna de las comidas de estas festividades decembrinas.

Read Full Post »