Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4 marzo 2010


Los vegetales son una excelente opción para acompañar carnes en general y también para comerlos solos.  Esta vez quiero compartir con ustedes una receta que preparé hace poco para acompañar una pieza de carne de res asada.  Esta receta es una ideal para cuando hagan un asado.

Ingredientes para 4 personas:

  • Habichuelas: 200 gr.
  • Espárragos: 200 gr.
  • Orellanas (hongo/seta ostra): 200 gr.
  • Berenjenas: 1 grande ó 2 medianas.
  • Queso mozzarella tajado: 16 tajadas que son aproximadamente 320 gr.
  • Calabacín: 200 gr.
  • Panko: 1 taza.
  • Queso parmesano rallado: 1 taza.

Para hacer la salsa:

  • Tomate maduro: 1,5 Kg.
  • Pimentón rojo: 80 gr.
  • Cebolla roja: 80 gr.
  • Ajo: 2 dientes.
  • Queso crema: 150 gr.
  • Tomillo fresco: ¼ cucharadita.
  • Orégano fresco ½ cucharadita.
  • Vino blanco seco: 200 ml.

Proceso:

Antes de comenzar a hacer todo, lo primero es lavar muy bien todos los vegetales.

Comenzamos preparando la salsa, así mientras tanto podemos ir adelantando la preparación de los vegetales que van en el molde.  Se deben rallar los tomates para así obtener solo la pulpa y retirar la piel, esto se hace cortando el tomate en sentido horizontal y luego se pasa por el lado grueso del rallador, de esta forma se va quedando la piel separada que luego desechamos.  La cebolla se debe cortar finamente así como el ajo y el pimentón rojo.  Las hojas de tomillo y orégano se cortan un poco.  Con lo anterior listo, empezamos a saltear la cebolla en aceite de oliva, una vez esta se empiece a poner transparente le ponemos el ajo y el pimentón.  Cuando estén dorándose ya la cebolla, el pimentón y el ajo se agrega el tomate, el orégano y el tomillo.  Se deja cocinar el tomate hasta que todos sus jugos se sequen y se empieza a dorar, debe moverse de vez en cuando con una cuchara de madera para que no se pegue demasiado al sartén.  Cuando esté completamente seco el tomate, se le pone el vino blanco para desglacear raspando el fondo del sartén, con esto sacamos completamente todos los sabores del salteado y de la cocción de los tomates.  Se deja cocinar hasta que se seque nuevamente la preparación para poner en ese instante el queso crema que se debe mezclar muy bien con todos los ingredientes.  Se retira el sartén del fuego y se le pone sal, una pizca de azúcar y pimienta negra recién molida.

Preparación de los vegetales:

Quitarle las puntas a las habichuelas y blanquearlas en agua con un poco de sal, una pizca de azúcar y pimienta negra recién molida.  Se deben blanquear también los espárragos cortando un poco de la parte inicial del tronco para quitarles el trozo más duro (aproximadamente 4 cm).  El blanqueado de los espárragos y las habichuelas es de máximo 4 minutos, luego se retiran y al igual que con las habichuelas, se ponen en agua fría con un poco de hielo para frenar el proceso de cocción.  Una vez fríos estos vegetales se cortan en trozos de aproximadamente 3 cm de largo.

El calabacín se debe pelar un poco, si lo prefieren pelarlo en su totalidad, y luego se corta en rodajas.  Las berenjenas también se deben pelar del todo, cortar en la mitad en sentido vertical y luego sacar tajadas en forma de media luna.  Mientas se usan estas rodajas se deben poner en agua con jugo de limón para evitar su oxidación.

Las orellanas se deben cortar en julianas y se reservan.

Montaje del molde:

Precalentar el horno a 300°C utilizando únicamente la resistencia inferior (en el caso de un horno eléctrico).

Se inicia poniendo un poco de la salsa de tomate al fondo del molde, se puede usar uno de aluminio, acero inoxidable o de vidrio refractario.  La idea es ir armando capas con los vegetales y entre capa y capa se pone un poco de la salsa de tomate (suficiente para cubrir completamente la superficie) y tajadas de queso mozzarella.  Cuando se han terminado de armar todas las capas, se termina con otro poco de salsa de tomate, se pone el panko sobre toda la superficie y finalmente el queso parmesano rallado.  Se pone el molde en el horno en la mitad por aproximadamente 30 minutos.  Si hasta ese momento la capa superior que tiene el queso parmesano no se ha gratinado del todo, se puede ayudar encendiendo el gratinador.  Se retira del horno y se deja reposar unos 3 minutos antes de cortar y servir para que todos los jugos se aquieten y así se puedan sacar tajadas uniformes.

Espero les guste esta receta y la disfruten tanto como yo.

Anuncios

Read Full Post »