Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 enero 2010

Tilapia pacífica


Inspirado en los sabores del pacífico colombiano y para mostrar un poco nuestras posibilidades gastronómicas a una amiga que llegó de visita desde Barcelona, me aventuré a preparar unos filetes de tilapia.

En la región del pacífico colombiano se utiliza mucho una especie de sofrito que sirve como base para muchas preparaciones.  Este se prepara con cebolla larga, tomate maduro, ajo y crema de coco.  El sabor obtenido con esta mezcla es perfecto, pues se siente el sabor dulce del coco y le aporta una textura cremosa perfecta para usar con pescados o mariscos.

Sin más preámbulos aquí está la receta:

Tilapia pacífica (4 personas)

Ingredientes:

  • 4 filetes de tilapia sin piel.
  • 3 tomates maduros grandes.
  • 3 ramas de cebolla larga.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1/8 cucharadita de achiote molido.
  • 2 hojas de laurel.
  • 1 taza de crema de coco (250 ml).
  • Pimienta negra, sal y azúcar.

Lo primero que hay que hacer es pelar los tomates, cortarlos en 4 en sentido vertical y después cortarlos nuevamente en trozos medianos en sentido horizontal, salen aproximadamente 4 pedazos de cada cuarto.  Las ramas de cebolla larga se deben lavar muy bien y se cortan en anillos finos incluyendo una buena parte de la hoja verde.   Los dientes de ajo deben picarse finamente.

En un sartén se pone aceite vegetal, puede ser de maíz, girasol o canola y cuando esté caliente se pone a sofreír la cebolla.  Una vez está blanda y se ha cristalizado se pone el ajo para que se dore un poco, luego se ponen los tomates cortados y se dejan cocinar bien hasta que empiezan a soltar su jugo.  Agregar el achiote molido y mezclar muy bien para obtener un color rojizo parejo.  Finalmente se pone la crema de coco.  Se condimenta con una pizca de azúcar, un poco de pimienta negra recién molida y sal. Se deja cocinar todo por 10 minutos aproximadamente, la idea es que el tomate no se deshaga completamente.

En un molde se ponen los filetes de tilapia y se vierte encima el sofrito.  Se tapa el recipiente con papel aluminio y se mete al horno precalentado a 300°C por 25 minutos.

Esta receta se puede acompañar con puré de plátano maduro, chips de plátano verde, patacones (tostadas de plátano verde fritas), aguacate o arroz blanco.

Yo serví esta tilapia acompañada con puré de plátano maduro, ensalada de alfalfa y aguacate aderezada con aceite de oliva extra virgen y vinagre balsámico, quedó delicioso todo y a la invitada le gustó encontrarse con estos sabores del nuevo mundo.

Espero que disfruten preparando esta receta, es muy buena.

Read Full Post »

Dulce de papayuela


Antes que nada, feliz año… les deseo un año lleno de cosas buenas.  Como siempre es bueno tener un dulce comienzo, voy a hacer algo con  papayuela ¡la papaya de los andes! (carica gouditiana) también conocida como panamá, papaya silvestre, papayote o chilacuan.

Es bueno retomar recetas de los abuelos.  Mi abuela siempre tenía dulces en la finca cuando íbamos a visitarla a Santander (Colombia), por eso quiero rendirle una especie de tributo contándoles cómo hacer un dulce de papayuela para que tengan en sus neveras en estos días en los que empieza el año.

Lo primero que hay que hacer es seleccionar una buena papayuela: la cáscara debe ser de color amarillo parejo y lisa, con un olor muy intenso, y lo ideal es que sea de un tamaño intermedio.

Después de lavar bien las frutas, se pelan y se ponen en agua. Teniendo ya las papayuelas peladas, se cortan por la mitad en sentido vertical y con una cuchara se retiran todas las semillas. Luego se cortan las mitades en julianas y en una olla se cocinan en agua dándoles dos hervores (cambiando el agua después del primer hervor) consiguiendo ablandar un poco la fruta y así obtener una mejor textura en el resultado final.

Mientras se ablandan las papayuelas, se hace un almíbar ligero:  yo uso por cada dos papayuelas una taza de agua y una de azúcar.  Cuando se ha disuelto completamente el azúcar y está listo el almíbar, se le pone una astilla de canela y 2 clavos de olor.

Después del segundo hervor se ponen las papayuelas en el almíbar y se deja a fuego medio – bajo durante 20 minutos aproximadamente.

Para guardarlo se deben poner los trozos de papayuela en frascos limpios sin llenarlos hasta el tope para después terminar de llenarlo con el almíbar hasta el borde.  Se tapa bien el frasco y se pone en agua hirviendo durante 30 minutos. Con esto se busca que el calor destruya las bacterias y cree un vacío parcial que facilita un cierre hermético, impidiendo que se contamine el producto y así dure más tiempo conservado.

Anímense a hacer este dulce y me cuentan cómo les sale.

Read Full Post »